¡Hola mundo!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Antonio Vega

Deja de esconderte tras ese flequillo, chico cabizbajo y brillante, porque tu música es una definición de la inteligencia humana que te has llevado allí arriba, donde sonará por siempre desde Orión.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Arqueología silenciosa

Por ti seré siempre el viajero admirado que llegase a una ciudad desconocida, que en ti serán cada parte de tu cuerpo. Tus ojos, manos, boca y cabellos serán como los monumentos y edificios conmemorativos que una ciudad erige para perpetuar los instantes decisivos de su historia. Sus materiales y tamaño dirán cuánta alegría o desgracia los puso allí.

Te ignoraré cada vez que te vea, como si fueras nuevo cada vez. Poco a poco reconoceré los pequeños vestigios de un lugar en el que ya estuve; el rincón del parque con su rato de sombra o el restaurante preferido con la misma carta y al mismo precio. Supervivientes a pesar de la expansión y la transformación que produce el crecer, serán esos marcadores los que daten y cuenten tu historia, mientras alzo los estratos que la dicha o la contrariedad habrán dejado en ti desde que no nos vemos.

Mi mirada atónita por la complejidad de tus gestos y tu evolución será todo menos ociosa. Practicaré mi arqueología silenciosa sobre ti, sin molestar tu devenir. Sabré si vieron tus ojos lucir el sol o cuántos chaparrones cayeron sobre tus hombros.

Mientras tú estás a lo que estés, sin enterarte, leeré tu historia levantando las páginas por la izquierda. Quiero reconocerte tras un parpadeo, y que seas de nuevo como el barrio de toda la vida que confundimos con nuestra propia casa cada vez que regresamos a él.

20-10-08

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

En la cumbre

En la casa de la cumbre, al borde del mar. Nunca había nadie salvo nosotros dos, pero Mercedes Sosa e Hilario Camacho parecen una pareja de amigos que hubieran presenciado aquellas expediciones al Mediterráneo en las que no descubrí nada geográfico sino mental. ¿Compitieron por ver quien hacía más bella con su canción esa atalaya sobre nosotros mismos? ‘Alfonsina y el mar’, ‘Cuerpo de ola’ me trasladan allí donde nunca viajé porque no anduve sendero alguno para encontrar la cala en la que dos materiales distintos se fundieron en una sola pieza autosuficiente, invencible y eterna. El amor no puede subir más alto, ni puede brillar más el amor que cuando se convierte en un solo ser que no necesita, no llora y nunca muere.

Aquella casa es un monumento al amor que la habitó, pero unas notas lo resucitarían, por lejos que estemos de allí, por años que pasen sin que escuchemos aquellas canciones.

Para llegar, nunca fuimos, para regresar, jamás olvidaremos.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Queremos a veces

Queremos a veces a una persona por la manera blanda y rápida que tiene de conceder aquello que menos le gustaría dejarnos hacer. Nos deja ir con el hormigueo en el estómago que produce la generosidad sin "a cambio algo".
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una luz ajena

Si tantas veces sentiste el mismo tipo de fascinación que iluminó tu vida con una luz ajena, significa eso que tu admiración fue banal o que tiene muchos astros el firmamento. Quién podría asegurar que no vendrán más, que no se habrán ido en un parpadeo, mientras el cielo gire sobre ti.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Te suelto

(A Rosa)
 
El amor que no dejó de ser anhelo para ser destino es una maroma que hoy corto,
porque tengo que soltarte. Te saco de mi bolsillo y te arrojo al mar de los
recuerdos. Huracanes y mareas pulirán esta piedra de sentimientos desmedrados.

No importa lo lejos que te han de llevar las olas ni lo procelosas
que sean las aguas de la memoria. El tiempo tendrá un sólo efecto: mejorará cada
faceta tuya.

Este lanzador no teme perderte. Tropezaré con tu brillo al
final de mi paseo. Miraré dentro de ti y veré el resultado de mi amor, que no
será, en el ser perfecto que has sido.

Sé que te hallaré y con tu
recuerdo me harás sonreír de nuevo. Sabré, al fin, cuán feliz habría
sido habiéndote amado.

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios